Articles

Cribado de la diabetes mellitus después del embarazo

Además del cribado de seguimiento para las mujeres con antecedentes de DMG recomendado anteriormente, la Iniciativa de Servicios Preventivos para la Mujer recomienda que todas las mujeres sigan las directrices de cribado de la diabetes mellitus para la población general. Las directrices para el cribado de la población general están disponibles en la U.S. Preventive Services Task Force y en la American Diabetes Association.

En comparación con otras pruebas, la hemoglobina A1c es menos precisa en los primeros meses después del embarazo. Además, los niveles de hemoglobina A1c pueden ser inexactos en mujeres con afecciones como anemia, insuficiencia renal, ciertas hemoglobinopatías (p. ej., talasemia y anemia o rasgo de células falciformes) o mujeres que han recibido una transfusión reciente. Sin embargo, dadas las bajas tasas de pruebas posparto con glucosa plasmática en ayunas y pruebas de tolerancia a la glucosa oral de 2 horas y 75 gramos, la hemoglobina A1c puede considerarse como una alternativa para las pacientes adecuadamente asesoradas cuando otras pruebas no son factibles. A los 6 meses del posparto, los cambios fisiológicos relacionados con el embarazo suelen haberse resuelto; por lo tanto, todas las pruebas de detección estándar son aceptables después de 6 meses.