Articles

La importancia del liderazgo en los negocios

Si buscas en Google el significado de liderazgo en los negocios puedes obtener unos 658.000.000 resultados, con cada definición tan única como un líder individual.

Es un concepto difícil de definir, quizás porque significa cosas muy diferentes para diferentes personas.

Entonces, ¿cuál es la necesidad del liderazgo; la “razón de ser” de un líder día tras día?

Algunos piensan que el propósito del liderazgo es ofrecer resultados a través de otros, mientras que otros creen que el propósito del líder es desarrollar más líderes. Otros consideran que la principal responsabilidad del líder es hacer que la visión se haga realidad.

El liderazgo no es un cargo o un título; es acción y ejemplo. Es un proceso que consiste en influir en los demás para que trabajen en la consecución de unos objetivos concretos. Un líder gestiona la organización y dirige al equipo para que alcance los objetivos, actúe con decisión y supere a sus competidores, a la vez que inculca el espíritu de rendimiento dentro de la organización.

La importancia del liderazgo

No se puede subestimar la importancia del liderazgo en las empresas. Es esencial para hacer que los empleados sueñen con lo que la organización sueña con conseguir y para que trabajen juntos para alcanzar el objetivo común. El liderazgo es también una función importante de la gestión que ayuda a maximizar la eficiencia y a alcanzar los objetivos de la organización.

Aquí hay algunas razones más que explican por qué el liderazgo es importante para todas las empresas:

Ayuda a influir en el comportamiento de las personas

Los líderes desempeñan un papel importante a la hora de influir en el comportamiento de los individuos en el lugar de trabajo. Es responsabilidad de los líderes establecer una dirección para los miembros del equipo. Los buenos líderes siempre intentan obtener buenos resultados a través de sus seguidores. Aprovechan los conocimientos y las aptitudes de un grupo, dirigen a los individuos hacia un objetivo común y suscitan un compromiso para lograr resultados.

Los líderes eficaces no se limitan a mandar; inspiran, persuaden y alientan.

Los mejores líderes son los que pueden influir con éxito hacia arriba, hacia abajo y en toda la organización, lo que repercute en los resultados empresariales al impulsar el cambio de comportamiento.

Mantiene la disciplina

Los líderes ejercen una poderosa influencia para imponer la disciplina en la organización. Emplean normas y reglamentos formales y refuerzan la disciplina en los empleados ayudándoles a cultivar la “autodisciplina”.

Los subordinados siguen las normas y reglamentos con compromiso y lealtad, ya que sus líderes suelen confiar en ellos. Los líderes promueven el trabajo en equipo, cambian su actitud hacia el trabajo y desarrollan buenas relaciones humanas, facilitan la interacción entre los miembros y mantienen la disciplina en la organización.

Motivación

El esfuerzo del grupo y el trabajo en equipo son esenciales para realizar los objetivos de la organización, y el liderazgo se convierte en algo vital para ello.

Los líderes motivan a los empleados para que acepten trabajos que de otro modo no estarían dispuestos a realizar. Combinan la capacidad de las personas con la voluntad y las impulsan a la acción. Aprovechan su potencial para trabajar y convierten su deseo en rendimiento. A través del ejercicio del liderazgo, los líderes pueden influir en cualquier grupo de realización de trabajo humano.

El liderazgo tira hacia arriba del grupo hasta un mayor nivel de rendimiento a través de su trabajo en la gestión del talento.

“Un gestor dice “vamos” y un líder dice “¡vamos!”

-E.M Kelly

Los grandes líderes siempre fomentan las actividades de creación de equipos para que el equipo sea más fuerte y esté más unido, y se aseguren de que todos los empleados trabajan bien juntos.

Crear el espíritu de equipo

Ningún individuo puede trabajar solo. Los líderes desarrollan el espíritu de equipo entre los seguidores para que trabajen colectivamente y coordinen sus objetivos con los de la organización. Un líder actúa como capitán del equipo. Crea fuerzas de sinergia y multiplica el rendimiento individual en rendimiento colectivo.

Un líder puede ser un impulsor de la moral al lograr la plena cooperación para que rindan con lo mejor de sus capacidades mientras trabajan para alcanzar los objetivos.

“Invito a todos a elegir el perdón en lugar de la división, el trabajo en equipo por encima de la ambición personal”. -Jean-Francois Cope

Base para la cooperación

El liderazgo proporciona la base para la cooperación de varias maneras. La buena comunicación bidireccional, las relaciones personales uno a uno y la ayuda, el uso de la participación y la creación de oportunidades para la satisfacción de necesidades se utilizan para aumentar el entendimiento entre el líder y los subordinados.

Este aumento del entendimiento obtenido a través de las interacciones de las personalidades individuales promueve sentimientos y actitudes favorables entre ellos y mejora la cultura del lugar de trabajo.

“Ningún líder, por muy fuerte que sea, puede tener éxito en cualquier cosa de importancia o trascendencia nacional a menos que cuente con el apoyo y la cooperación de la gente a la que se le ha encomendado dirigir y ha jurado servir.” -Rodrigo Duterte

Apoyo psicológico

Los líderes ayudan a los miembros de su equipo a cumplir con la tarea organizativa y a superar los problemas que se les presentan al realizar estas tareas. Promueven que los seguidores trabajen con celo y confianza y también les ayudan a alinear sus objetivos y necesidades personales con los objetivos y necesidades de la organización proporcionándoles flexibilidad laboral.

“El amor y el trabajo son para las personas, lo que el agua y el sol son para las plantas.” -Jonathan Haidt

Los líderes crean confianza entre los miembros del equipo y hacen que se den cuenta de sus capacidades. Los guían, aconsejan y entrenan siempre que es necesario.

Ejemplos de fracaso empresarial debido a un liderazgo ineficaz

Enron

Puede que sea un ejemplo extremo de liderazgo corrompido, pero sucedió y es probable que vuelva a suceder en otras empresas hoy en día también.

Enron es uno de los mayores fracasos en el mundo de la historia empresarial en Estados Unidos. Los principales dirigentes y altos ejecutivos de Enron cobraban sueldos muy elevados incluso cuando la empresa se hundía. Disfrutaron de grandes bonificaciones y de enormes cuentas de gastos. Al mismo tiempo, los dirigentes se dedicaron a aprovechar todas las oportunidades para ganar más dinero participando en entidades especiales y asociaciones falsas. Como resultado de ello, varios ejecutivos de Enron fueron declarados culpables de una variedad de cargos y ahora están viendo por largas sentencias de prisión.

Ascenso y caída de Enron

La conclusión aquí es que se salieron con la suya durante años, y el liderazgo corrupto causó la ruina financiera de cientos de personas.

Merrill

Merrill Lynch tenía un mal líder, un matón inepto impulsado por el ego que pensaba que podía forzar las malas decisiones para obtener buenos resultados. Stan O’Neal era ese tipo y sus increíbles tácticas de reducción de costes le valieron muchos enemigos.

Le costó a la empresa unos 28.000 millones de dólares y la pérdida de 35.000 puestos de trabajo bien remunerados. Stan O’Neal y su mandato en Merrill Lynch es una mancha que no se puede borrar y su presencia impregnó las altas esferas de la empresa.

La empresa se estrelló y ardió porque el presidente quiso hacer un jonrón participando en operaciones de alto riesgo.

Es lo que ocurre cuando se tiene un mal líder y no se le controla.

Blackberry

Hubo un tiempo en el que Blackberry era el máximo símbolo de estatus y nadie podía concebir tener otro tipo de smartphone.

Pero Blackberry tenía un historial de nepotismo que conducía a un mal liderazgo. La empresa también promocionaba a las personas desde dentro en función de su permanencia en el puesto y no de sus habilidades y su potencial para liderar realmente.

Esta mala estrategia de no infundir en la organización nuevas personas con ideas frescas y de no motivar a los empleados existentes para que hicieran lo mismo llevó a la empresa a un punto muerto. Apple y otras empresas de teléfonos inteligentes trajeron nuevos productos a los que Blackberry tardó demasiado en adaptarse.

Ascenso y caída de Blackberry

¿Finalidad? La falta de planificación y la ausencia de procedimientos operativos normalizados son factores que desencadenan un liderazgo deficiente, pero es muy fácil saltarse estos pasos en las primeras etapas.

Los propietarios de empresas piensan con demasiada frecuencia que pueden ocuparse de este tipo de detalles más adelante, pero parece que ese momento nunca llega. Quizá si más empresas se centraran en agilizar el protocolo de gestión, los cimientos serían más sólidos.

¡Vamos, dinos lo que piensas!

¿Nos hemos perdido algo? ¡Adelante! Dinos lo que piensas de nuestro artículo sobre la importancia del liderazgo en la sección de comentarios.

📝 Si has encontrado un error en los datos proporcionados en esta página, por favor, notifícalo seleccionando ese texto y pulsando Ctrl+Enter.

Avatar

Ingeniero de profesión y emprendedor a tiempo parcial. Le encanta jugar con los niños, bailar, ver películas y escribir.