Articles

La mejor marihuana para el alivio del dolor: ¿CBD o cepas de THC?

Si estás luchando contra el dolor crónico, una de las opciones más seguras y eficaces podría ser la marihuana.
La marihuana medicinal se está convirtiendo en uno de los tratamientos alternativos más populares para el dolor crónico – esto puede ir desde el dolor causado por condiciones como las migrañas o la artritis hasta el dolor causado por una lesión. De hecho, el 94% de los pacientes de cannabis medicinal en Colorado indicaron que el dolor severo era la razón por la que requerían cannabis.

¿Por qué utilizar el cannabis para aliviar el dolor?

Con más de 100 millones de estadounidenses que sufren de dolor crónico, se necesita un tratamiento seguro y eficaz, y esto no existe con las opciones farmacéuticas actualmente disponibles.

Los dos principales tratamientos disponibles actualmente para aliviar el dolor son los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los medicamentos opiáceos con receta. Estos analgésicos no son tan seguros como el cannabis. (1,2)

Los medicamentos opioides son uno de los fármacos más adictivos que existen en la actualidad, y su uso puede ser mortal si se abusa de ellos: sólo en los Estados Unidos, sesenta personas mueren cada día por sobredosis de opioides.

¿Y los AINE?

Aunque los AINE son generalmente eficaces para reducir el dolor causado por la inflamación, su uso prolongado va acompañado de muchos efectos secundarios peligrosos. Estos incluyen un mayor riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

La marihuana medicinal se está convirtiendo en una alternativa popular a los analgésicos de venta libre y con receta, y por una buena razón. Como remedio para el dolor, la marihuana tiene menos efectos secundarios y no presenta riesgo de tolerancia o sobredosis. El cannabis sativa y sus componentes han demostrado ser seguros y eficaces para el tratamiento del dolor.

Con la legalidad de la marihuana que se está extendiendo por los Estados Unidos y otros países, muchas personas tienen ahora la oportunidad de cambiar los medicamentos peligrosos y adictivos por una alternativa natural y más segura.

Ya sea que sufra de un dolor crónico en los nervios o en el cuerpo, o que experimente un dolor a corto plazo debido a una tensión muscular, dolores de cabeza, dolores de muelas o simplemente músculos adoloridos, el cannabis ofrece una opción más segura y posiblemente más efectiva que lo que se usa típicamente para el dolor hoy en día.

La historia del cannabis: La hierba y el control del dolor

A lo largo de la historia, el cannabis ha sido cultivado y utilizado por sus fines medicinales. Las pruebas sugieren que fue cultivado por los humanos hace ya 12.000 años.

A lo largo de este tiempo, la planta de cannabis ha sido exaltada como milagrosa y maldecida como un peligro para el tejido social. Sin embargo, a lo largo de este variado pasado, una cosa ha permanecido igual:

El cannabis se ha utilizado como planta medicinal para el tratamiento de una gama impresionantemente amplia de enfermedades.

La primera evidencia de su uso medicinal se remonta al 2700 a.C., cuando el emperador chino Shen Nung documentó las propiedades analgésicas (para aliviar el dolor). Shen Nung es considerado por muchos como el padre de la medicina china, que ha ayudado a curar a la gente mediante el uso de remedios naturales durante miles de años.

Ahora hemos entrado en una época en la que los beneficios de esta planta están empezando a volver al primer plano del debate. De hecho, innumerables personas en todo el mundo tienen acceso a la marihuana legal para las condiciones de dolor crónico.

Sin embargo, tanto para estos pacientes como para los cultivadores y los médicos, la cuestión es la siguiente:

¿Cuál es la mejor marihuana para tratar el dolor?

¿Deben los pacientes recurrir a compuestos singulares que se encuentran en la planta, o recurrir a la planta misma? Si se utiliza la planta entera, ¿qué variedades de marihuana son las mejores para proporcionar alivio al dolor?

¿La planta entera o sólo el THC? El efecto séquito

Cuando se compara la medicina occidental con la medicina tradicional de todo el mundo, una de las diferencias más llamativas es la necesidad en Occidente de señalar una molécula específica que sea responsable del tratamiento de una enfermedad o síntoma. Este punto de vista es contrario a la idea de la medicina holística, en la que se toma algo en su totalidad con fines medicinales.

El “efecto séquito” es un nuevo término acuñado para describir la idea de que todos los compuestos que se encuentran en la planta de cannabis actúan de forma sinérgica, proporcionando más beneficios en conjunto que los compuestos individuales por separado.

El Cannabis sativa y el efecto séquito

La planta de Cannabis sativa es uno de los mayores ejemplos actuales de este tira y afloja entre la medicina occidental y la medicina tradicional.

Si vives en un estado donde la marihuana es legal, habrás notado que los productos se anuncian como “aislados” o “extractos de la planta entera”. Los defensores de las teorías aislacionistas de la medicina occidental abogan por los aislados, que son simplemente productos que contienen sólo tetrahidrocannabinol (THC) o sólo cannabidiol (CBD), o mucho menos comúnmente, cualquiera de los otros fitocannabinoides individuales.

El THC es el fitocannabinoide psicotrópico al que hay que agradecer el efecto de “subidón” que obtienen los usuarios cuando fuman hierba. Se ha descubierto que tiene una variedad de beneficios relacionados con la salud para el usuario.

El CBD es el segundo cannabinoide más conocido que se encuentra en el cannabis, y como la mayoría de los otros fitocannabinoides, no es psicotrópico.

Estos son los dos cannabinoides más abundantes y bien estudiados de la marihuana, y se ha descubierto en numerosos estudios publicados que ambos tienen propiedades para aliviar el dolor en los seres humanos. Aunque pueden ser los más abundantes, el THC y el CBD no son ciertamente los únicos compuestos encontrados en el cannabis que se sabe que ejercen efectos positivos en la salud humana.

En cada planta de cannabis hay una mezcla única de cientos de compuestos vegetales, compuesta por fitocannabinoides, terpenos y flavonoides. Las investigaciones sugieren que estos compuestos también influyen en nuestra neuroquímica, y juntos pueden trabajar de forma sinérgica, produciendo mejores mejoras en el alivio del dolor que cualquiera de ellos por separado.

Esta investigación apoya la idea de que es mejor utilizar la planta de cannabis entera, con el CBD, el THC y la mezcla natural de compuestos adicionales. Esta armonía entre las diversas sustancias químicas de la planta que se encuentran en la marihuana se conoce coloquialmente como el efecto séquito.

Cómo el CBD y el THC influyen juntos en la experiencia del usuario

Los compuestos más estudiados que se encuentran en la planta de la marihuana y que apoyan la idea del efecto séquito son el THC y el CBD, que se ha descubierto que funcionan de manera diferente juntos que cuando están separados.

El uso de estos dos compuestos en conjunto ha demostrado ayudar a mitigar los efectos secundarios y mejorar la eficacia, con CBD más THC mostrando más beneficios para algunas condiciones que el THC solo.

Los estudios han confirmado que el CBD ayuda a contrarrestar parte de la sensación de sedación, “subidón”, ansiedad y aceleración de los latidos del corazón que se asocia al consumo de THC. También se ha descubierto que prolonga la vida media del THC, lo que puede ayudar a prolongar los beneficios del alivio del dolor. Esto ha permitido el uso de dosis más altas de THC en ensayos clínicos para el tratamiento del dolor causado por la esclerosis múltiple, el dolor neuropático periférico, el dolor por cáncer intratable y la artritis reumatoide. Cuando se utiliza de forma conjunta, se ha observado una mayor eficacia en el tratamiento de estos tipos de dolor.

Tal vez te preguntes, ¿cuál es el equilibrio ideal, o la proporción, de CBD y THC?

Cada cepa de cogollos que puedes comprar en un dispensario estará etiquetada con su contenido de THC y CBD, lo que puede ser útil a la hora de elegir qué cepa escoger para aliviar el dolor.

Beneficios de las cepas con alto contenido de CBD para el tratamiento del dolor

Se ha descubierto que el CBD muestra mejoras en el tratamiento del dolor tanto cuando se utiliza solo como cuando se usa en combinación con el THC. Cuando se utiliza solo, el CBD es en gran medida mejor para el dolor inflamatorio, como el causado por la artritis o las lesiones.

En un estudio con animales sobre el dolor de la artritis, se descubrió que la aplicación tópica de CBD conducía a una reducción de la inflamación y el dolor. Otro estudio en animales descubrió que el CBD ayuda a reducir el dolor neuropático a través de la supresión de la inflamación crónica.

El CBD no se une directamente a los receptores que se encuentran en el sistema endocannabinoide, sino que trabaja para modular los efectos de los endocannabinoides (los cannabinoides que se encuentran de forma natural en nuestro cuerpo), además de funcionar como un antagonista del receptor CB1.

El principal mecanismo por el que se cree que el CBD ayuda a mediar el dolor es reduciendo la inflamación, en gran medida mediante el bloqueo de los mediadores inflamatorios. También se cree que potencia los receptores de glicina, que ayudan a regular el dolor a nivel espinal. Esto suprime tanto el dolor neuropático como el inflamatorio.

Beneficios de las cepas con alto contenido de THC para el tratamiento del dolor

El THC se utiliza clínicamente para el tratamiento del dolor y los estudios demuestran que ayuda a aliviar el dolor central y neuropático. También se utiliza para ayudar a reducir el dolor en pacientes con cáncer, SIDA y fibromialgia, para los que se ha encontrado resistencia a otros tratamientos del dolor.

El modo de acción del THC es como agonista parcial de los receptores CB1, lo que significa que se unirá a estos receptores pero no completamente, lo que conduce a la variabilidad de los efectos documentados cuando el THC está presente con otros agonistas CB1, antagonistas o ambos. Se ha descubierto que afecta a los sistemas serotoninérgico, dopaminérgico y glutamatérgico, una acción que puede contribuir a sus beneficios para aliviar el dolor. Además, se ha descubierto que el THC actúa como agente antiinflamatorio.

Pruebas anecdóticas

Si bien los estudios en humanos han encontrado beneficios del uso del THC, el CBD y la marihuana de planta entera para aliviar el dolor, gran parte de las pruebas de este uso provienen de los informes de los usuarios y de las encuestas.

En una encuesta realizada en Canadá a quienes sufren de dolor crónico no relacionado con el cáncer, se encontró que el 35% de los encuestados informó haber usado el cannabis para aliviar el dolor.

Otro estudio descubrió que, de casi 3.000 pacientes que usaban cannabis medicinal, el 97% informó que pudo disminuir su uso de opioides cuando también usaba marihuana medicinal, y la mayoría informó que el alivio que experimentaban con el cannabis estaba a la par con otros medicamentos para el dolor.

¿Alto THC o alto CBD para el dolor?

Cuando busque las mejores variedades de cannabis para el alivio del dolor, primero querrá considerar cuánto THC y CBD se encuentra en la variedad. Por lo general, usted encontrará el mayor alivio de una cepa que tiene grandes cantidades de CBD y THC, y una alta proporción de CBD: THC. Esto se debe a que el CBD puede ayudar a mediar los efectos secundarios del THC mientras que también proporciona propiedades antiinflamatorias y analgésicas adicionales.

Hay ciertos momentos en los que puedes preferir los efectos de una cepa con más THC o más CBD. Un ejemplo sería si está experimentando una inflamación, pero quiere seguir su día normalmente, sin los efectos psicotrópicos del THC. En esta situación, una cepa con alto CBD y bajo THC puede proporcionar alivio sin un gran impacto en la función mental.

Otras veces puedes estar sufriendo suficiente dolor como para querer algo que te haga olvidar el dolor al mismo tiempo que te ofrece alivio. En esta situación, el mayor “subidón” que experimentaría con una cepa de alto contenido en THC podría ser beneficioso.

Mejores variedades de cannabis para el dolor

Hay algunas cosas que querrá considerar fuera del simple porcentaje de CBD y THC. Una de estas consideraciones es el “tipo” de cannabis que está comprando.

Hay tres categorías en las que puede caer su marihuana medicinal:

●Indica

●Sativa

●Híbrida (una mezcla de índica y sativa)
Si bien esto no es una ciencia exacta, los usuarios tienden a reportar propiedades más efectivas para aliviar el dolor con las índicas. En una encuesta, los participantes informaron de que las índicas ayudaban más que las sativas cuando se trataba de dolores de cabeza, dolores articulares, neuropatías y espasticidad. Los usuarios también informaron de que las índicas eran más útiles en lo que respecta al sueño y la sedación.

Por último, hay innumerables informes de usuarios sobre cepas específicas de hierba que han resultado ser potentes para aliviar el dolor. Mientras que algunas de estas cepas son de alto CBD, cepas índicas, algunas cepas de hierba utilizadas para el dolor no entran en esta categoría.

Puede ser que los otros cannabinoides, terpenos y flavonoides se han unido en un equilibrio armonioso que conduce a fuertes propiedades de alivio del dolor.

Algunas de las cepas más renombradas para aliviar el dolor según los comentarios de los usuarios incluyen:

.

Especie Categoría Contenido de CBD Contenido de THC Descripción
ACDC Híbrido Alto Bajo No produce una sensación de colocón notable debido a su muy bajo contenido en THC. Ayuda a aliviar el dolor e incluso a controlar el estrés.
Purple Kush Híbrido de predominancia índica Bajo Alto Produce un fuerte subidón corporal con reducciones asociadas del dolor. Un subidón muy relajado y somnoliento.
Harlequin Mayormente Sativa Alto Alto Efectos psicoactivos suaves que son excelentes para el alivio del dolor experimentado con los calambres menstruales y la artritis.

Tabla 1. Características de tres de las variedades de cannabis más utilizadas para aliviar el dolor.

Aceite de CBD para el dolor

Si vives en un estado en el que la marihuana medicinal no está disponible, o quieres aliviar el dolor sin ninguna sensación de “subidón”, el aceite de CBD puede ser una buena opción para ti.

Hay pocos estudios que examinen el efecto del CBD por sí solo sobre el dolor en humanos. La mayoría de los estudios que existen examinan los beneficios del THC y del CBD juntos, o de la planta entera de Cannabis sativa, para el dolor. Cuando se trata de estudios sobre el CBD solo, la mayoría son estudios preclínicos o en animales. Dicho esto, las investigaciones realizadas hasta ahora, junto con innumerables informes de usuarios, sugieren que el CBD por sí mismo puede ser capaz de ayudar a aliviar el dolor.

La activación de los receptores cannabinoides se ha relacionado con la inhibición del dolor. Los mecanismos exactos de acción aún se están investigando, sin embargo, se ha descubierto que el CBD aumenta los niveles de endocannabinoides en el cuerpo, específicamente la anandamida. Es plausible que este aumento de los endocannabinoides endógenos pueda tener un impacto en el dolor. Otro estudio sugiere que el CBD en ratas indujo la supresión de la inflamación crónica y el dolor neuropático a través de la potenciación de los receptores de glicina.

Aquí examinaremos la limitada evidencia científica, junto con las teorías relacionadas con el uso del CBD para el dolor.

Aceite de CBD para el dolor de los nervios

El dolor neuropático, también conocido como dolor de los nervios, es un tipo único de dolor que está causado por nervios lesionados, disfuncionales o irritados. Este dolor tiende a ser crónico y severo, y sin cura o remedio conocido, cada individuo se ve obligado a probar numerosas estrategias para encontrar algo que le funcione.

Algunas de las fuentes más comunes de neuropatía incluyen la diabetes, las lesiones, el cáncer, las infecciones, el alcoholismo y los trastornos autoinmunes. Aunque ha habido ensayos clínicos en humanos que apoyan los beneficios del THC y el CBD para el dolor nervioso, ha habido menos estudios que examinen sólo el CBD. En un estudio con animales, los investigadores descubrieron que la suplementación oral de CBD conducía a mejoras en el dolor neuropático en ratas.

Aceite de CBD para el dolor de espalda

El dolor de espalda es una de las formas más comunes de dolor agudo y crónico. El dolor de espalda agudo tiende a ser causado por una lesión, como por ejemplo por una caída o por levantar algo pesado. El dolor de espalda crónico es el que dura más de tres meses y suele estar causado por una rotura o abultamiento de disco, artritis, osteoporosis, escoliosis o dolor nervioso.

Algunos dolores de espalda son causados en parte por la inflamación, y numerosos estudios preclínicos y en animales han encontrado beneficios del CBD para la inflamación. A través de posibles reducciones del dolor nervioso e inflamatorio, el CBD puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.

Loción de CBD para el dolor

Cuando se trata de dolor localizado, las lociones o cremas tópicas de CBD pueden ser una gran opción. Al aplicar el CBD directamente en las zonas problemáticas, el CBD concentrado llega exactamente a donde más lo necesitas.

Aunque faltan estudios en humanos sobre la eficacia de la loción de CBD, hay muchos estudios en animales y relatos personales que apoyan este uso. En un estudio, los investigadores descubrieron que las ratas con artritis tratadas con CBD transdérmico experimentaron reducciones en los comportamientos relacionados con el dolor y la inflamación.

Las cantidades de dosis de cannabis y CBD para el dolor

Las dosis de cannabis y CBD para el dolor son muy individuales. Los estudios han encontrado una curva de respuesta a la dosis en forma de campana con el extracto de cannabis, lo que significa que se vuelve lentamente más eficaz hasta que llega a un cierto punto, y luego la eficacia disminuye. Para complicar aún más las cosas, la dosis efectiva encontrada en los estudios en humanos varía mucho de una condición y de un estudio a otro.

Por ejemplo, en las migrañas, se encontró que la dosis efectiva de THC y CBD era de 200 mg/día, sin encontrar beneficios con 100 mg/día. Sin embargo, las dosis de Sativex, un aerosol oral que suministra 2,7 mg de THC y 2,5 mg de CBD por aerosol, resultó ser eficaz en el tratamiento del dolor neuropático central en la esclerosis múltiple con dosis de unos 20-30 mg/día de CBD + 22-32 mg/día de THC.

La dosis de CBD para el dolor no se ha examinado en ningún estudio en humanos. Al igual que el extracto de Cannabis sativa, los estudios han descubierto que sobrepasar la dosis óptima de CBD puede conducir a una reducción de la eficacia. En un estudio que examinó el efecto del CBD sobre la ansiedad, 100 mg y 900 mg no fueron eficaces, mientras que 300 mg sí lo fueron.

Entonces, ¿por dónde deberías empezar a la hora de dosificar el Cannabis sativa o el aceite de CBD? Siga estos pasos cuando añada un producto de cannabis o aceite de CBD:

1.Elija el producto que le gustaría tomar

2.Empiece con la dosis más baja recomendada

3.Divida esta dosis entre 2 o 3 tomas a lo largo del día

4.Permanezca con la misma dosis durante 3 o más días, evaluando su respuesta

5.Aumente su dosis hasta encontrar la mejor dosis para usted

El cannabis sativa es bueno para el dolor

Los estudios y los informes anecdóticos han demostrado que el cannabis es bueno para el dolor. Tanto si te gusta fumar hierba como si no, hay numerosos productos disponibles para que los uses si vives en un estado donde la hierba es legal.

Algunos productos que pueden ayudar si quieres algo más que el propio cogollo incluyen:

●Lociones o cremas

●Tinturas (frascos con cuentagotas con aceites infundidos con cannabis)

●Cápsulas o píldoras

●Edibles (chocolates, caramelos, tés u otros alimentos infundidos con cannabis)
Al buscar estos productos es importante elegir uno que sea un extracto completo de la planta. Esto le permite acceder a todo el potencial de la amplia gama de compuestos saludables y antiinflamatorios que se encuentran en la planta de Cannabis sativa.