Articles

¿Tomate, fruta o verdura?

Es una pregunta que se utiliza para engañar a la gente de todo el país: ¿Es el tomate una fruta o una verdura? Botánicamente, es una fruta. Pero legalmente, no lo es. Y el origen de esta discrepancia se encuentra en un caso del Tribunal Supremo del siglo XIX tan oscuro que muchos expertos en tomate ni siquiera lo conocen.

Según el Comité del Tomate de Florida, en 1883 Estados Unidos estableció un impuesto del 10% sobre las verduras importadas, pero no sobre las frutas. El alto tribunal dictó esta sentencia sobre el tomate en un caso presentado por los miembros de la familia Nix contra Edward Hedden, recaudador del puerto de Nueva York, para recuperar los gastos de transporte de los tomates. Los Nix demandaron en virtud del Arancel de 1883, que exigía impuestos a las verduras importadas, pero no a las frutas.

En la decisión del Tribunal Supremo, los jueces distinguieron entre la ciencia y la vida cotidiana y admitieron que, botánicamente hablando, los tomates eran técnicamente frutas. Pero en la vida cotidiana, decidieron, las verduras eran cosas que “normalmente se sirven en la cena dentro, con o después de la sopa, el pescado o las carnes… y no, como las frutas en general, como postre”.

Así que, recuerde, en su próxima fiesta cuando sirva su pastel de tomate y uno de sus invitados le pregunte: “¿El tomate es una fruta o una verdura?”. Puedes responder con confianza: “Legalmente, es una verdura, y todo empezó con un impuesto”.