Articles

Venus Cuadratura Neptuno Sinastría

¿Quieres saber si los astros se inclinan por tu relación? La astrología podría darte unas preciosas pautas. Deliberadamente lo llamamos pautas, ya que la gente suele equivocarse al creer que las cartas astrológicas pueden predecir los acontecimientos.

Las cartas astrológicas ofrecen una fina visión de los potenciales que podríamos desarrollar a nivel personal y en las relaciones con otras personas y el mundo en el que vivimos.

Según los astrólogos, todo lo que experimentamos está escrito en las estrellas, aunque tal frase no es tan estricta como podría parecer, si se toma de forma simple. Se trata de una compleja influencia mutua entre nuestro mundo y el cosmos y que afecta a un ser humano individual.

Las ciencias oficiales han demostrado que las energías cósmicas afectan definitivamente a la Tierra.

La astrología afirma que también afectan a los humanos, como personalidades individuales. Una carta natal, que es nuestra principal herramienta aquí, es un diagrama de los cielos, tomado como una imagen de las posiciones planetarias en el momento en que una persona vino a la vida.

Según la astrología, este patrón produciría energías específicas que conforman a cada persona.

Sin embargo, estas no son unas reglas grabadas en piedra, sino potenciales. Es similar al planteamiento de las inteligencias múltiples, en cierto modo. Podría servirnos para ilustrar cosas. Uno puede tener un potencial para el arte, pero el desarrollo, el uso y el disfrute de ese potencial concreto dependerá de otros muchos factores. Lo mismo ocurre con la información que obtenemos de una carta natal.

Nuestra carta natal nos dice en qué áreas de la vida tenemos más posibilidades de ser felices, cuáles son las más problemáticas, cuáles son nuestros defectos y ventajas, qué tipos de talentos podemos tener, cuáles son nuestras tendencias; en definitiva, nos habla de posibilidades, basándose en ciertos rasgos y características de una persona humana como individuo único.

¿Por qué es importante esto si hablamos de sinastría?

Informe de sinastría Significado

La sinastría es un estudio comparativo de dos cartas natales; por eso primero tenemos que conocer las cartas que queremos comparar. Tenemos que “conocer” a las personas implicadas, para ver cómo encajan la una con la otra y qué tipo de relación podrían desarrollar.

Rara vez se comparan más de dos cartas y la gente se interesa sobre todo por la sinastría amorosa.

Los potenciales de las relaciones románticas pueden observarse muy bien desde el punto de un informe de sinastría. Antes de comparar las cartas, el astrólogo examina cada una de ellas y se centra en puntos específicos.

Lo que es muy importante conocer de ambas personas es su conceptualización del amor, de una relación, del romance, del matrimonio, de las expresiones emocionales.

Estos aspectos de cada carta natal darían al astrólogo una mejor visión de las posibilidades de una conexión. Una vez vistas desde el punto de vista de la sinastría, las cosas tendrían aún más sentido.

La sinastría mostraría cómo los planetas de una carta podrían interactuar con los de la otra.

La sinastría es diferente de una carta compuesta, porque representa una comparación de las cartas, paso a paso. Una carta compuesta es en realidad cartas fusionadas en una sola, nueva y única, que da una información más fatalista, por decirlo así.

Podríamos decir que la sinastría es más relevante si queremos entender el posible curso del desarrollo de una relación.

Venus en la mitología y la astrología – La importancia en la sinastría

Veamos primero en el planeta Venus, su simbolismo y significado astrológico y mitológico. La comprensión de las energías de los planetas implicados sería, por supuesto, la parte más importante para entender un aspecto particular en su conjunto.

En la antigua mitología, Venus era la diosa del amor, la belleza, la fertilidad, la armonía y los placeres de la vida.

El planeta Venus es el segundo tras el Sol y el objeto celeste más luminoso del cielo nocturno, además de la Luna.

Venus también es conocido como el lucero de la mañana y de la tarde, Lucifer, asociado a un dios en la mitología romana y posteriormente mencionado en la Biblia latina, tomado como el antiguo nombre del ángel caído que se convirtió en el Diablo. Los misterios rodean a este hermoso y seductor planeta.

Venus es un principio femenino, asociado al metal cobre. En astrología, Venus rige los signos de Libra y Tauro, representando dos de las bases más importantes de la vida humana, el amor y las fuentes materiales.

A través del signo de Libra, Venus tiene un poder que afecta a las relaciones y aporta armonía, mientras que a través de Tauro podría proporcionar seguridad, estabilidad, especialmente en términos materiales.

Venus está exaltado en Piscis, lo que le da la capacidad de ser muy compasivo y de sacrificarse. Venus apoya nuestras actitudes sociales, nuestro sentido de la estética y nuestras tendencias hacia lo bello.

Se dice que Venus afecta a nuestra moralidad, la virtud, el sentido de la honestidad, la belleza y la felicidad. Venus podría ser extremadamente beneficioso cuando se trata de las relaciones humanas.

Apoya la amistad, la cooperación, la asociación, la comprensión mutua, el compartir. Además, Venus afecta definitivamente al romance; apoya las relaciones románticas y todo lo que tiene que ver con ellas. Venus representa la lujuria, la pasión y el amor.

Los rasgos más positivos asociados con Venus son el espíritu amoroso, la generosidad, la amabilidad, la gentileza, el sentido de la estética, el sentido de la armonía.

Los lados malos asociados con Venus incluyen la pasión cruda, la lujuria incontrolada, la avaricia, la gula y la falta de tacto, los placeres bajos, la pereza, la mala educación y más.

En la sinastría, Venus definitivamente tendría que jugar un papel importante ya que representa el amor y la relación romántica en sí.

Neptuno en la mitología y la astrología – La importancia en la sinastría

Neptuno era una deidad asociada con las aguas, el dios del mar en la mitología romana (Poseidón en griego). Era uno de los tres hermanos divinos que se repartían el mundo entre ellos, según los antiguos mitos. Sus hermanos eran Júpiter (Zeus) y Plutón (Hades).

El señor del Mar, Neptuno, siempre se ha asociado con la naturaleza impulsiva e imprevisible.

Hay que admitir que las aguas del mundo son poderosas y potentes, pero también profundas, misteriosas, no investigadas hasta sus máximas consecuencias.

En la astrología, Neptuno representa el reino de las fantasías, la imaginación, los misterios, las ilusiones, los engaños y las artimañas. Es un planeta que puede ser una cura, al igual que puede ser un veneno.

La influencia de Neptuno es difícil de explicar, ya que ni rige la parte imaginaria, como la Luna, ni despierta directamente el genio artístico, como lo hace Venus, pero está cerca y relacionado con ambos.

Neptuno es la propia inspiración; rodea todo lo demás relacionado y le da alas. Neptuno es fuerte en las personas con capacidades psíquicas, en las personas en contacto con lo espiritual, en los vagabundos por los reinos de la fantasía.

Neptuno engendra ilusiones, porque le encanta vivir en un mundo de una bella fantasía. Quizá podamos entenderlo mejor si recordamos que Neptuno rige el signo de Piscis, uno de los signos zodiacales más misteriosos y soñadores.

La influencia de Neptuno es muy sutil, secreta, difícil de captar, pero fuerte, aunque la gente suele pensar que es insignificante, teniendo en cuenta lo lejano que era este planeta trascendental.

El planeta Neptuno tiene mucho que ver con la intuición, pero de una forma muy característica, no como la Luna. Neptuno es confuso, aunque increíblemente inspirador.

Su influencia aporta un destacado talento artístico; se asocia con la música, la poesía, la pintura, el pensamiento intuitivo y la rica imaginación. Por otro lado, Neptuno podría conducir a la indecisión, el fraude, los vicios, las adicciones y las enfermedades mentales.

Aspecto de la Cuadratura en Astrología – Sinastría

Este aspecto es el aspecto de la tensión, la tensión interna y el conflicto interior, antes que todo lo demás. El aspecto de la cuadratura es pesado y difícil pero no implica oposiciones y no desarrolla la conciencia, la provoca.

El área de la vida afectada por los planetas en el aspecto de la cuadratura requiere su esfuerzo para encontrar el equilibrio dentro de ella.

La cuadratura puede causar muchos problemas, situaciones críticas, enfrentarse a retos. Todo sirve para que despiertes tu conciencia y actúes, en la dirección de resolver el conflicto.

En una carta natal de jóvenes, las cuadraturas suelen permanecer en la zona de desconocimiento, por lo que las acciones que se toman ante un problema son impulsivas, no pensadas.

La cuadratura, pesada como es, te hace buscar la solución para aliviar la tensión. Debería ayudarte a ser más tolerante, pero sólo si fueras consciente de ti mismo.

La cuadratura en la sinastría trae problemas y lleva a malentendidos, pero no suele ser algo que no puedas manejar.

Sinastría de Venus cuadrado con Neptuno – Información general

¡Venus cuadrado con Neptuno es una conexión con una vibración de otro mundo, extremadamente romántica! Cualquier conexión entre Venus y Neptuno tendrá ese vínculo romántico mágico y difícilmente explicable.

Su conexión es fantástica, soñadora, como en un cuento de hadas. El romántico Venus y el soñador Neptuno compartirían energías en un nivel profundamente misterioso e intuitivo.

Venus, aunque no es un soñador a la manera de Neptuno, podría ser un gran idealista cuando se trata de amor y romance. El seductor, misterioso y bello Neptuno podría ser una imagen de pareja ideal para un Venus encantador.

Al revés, Neptuno se sentiría atraído por los encantos de Venus y su sentido bellamente tallado.

Sin embargo, el problema común surge, cada vez que el planeta Neptuno se encuentra en aspectos con planetas personales. Neptuno disfruta del país de las maravillas, especialmente de uno tan romántico, que le impone parcialmente Venus.

El pesado aspecto cuadrado complicaría las cosas. Neptuno estaría encantado con la adoración de Venus y trataría de mantenerla, inconscientemente.

La cuadratura, recordémoslo, no parte de la conciencia, lo que aporta aún más confusión. Lo que tenemos aquí es Neptuno tratando de cumplir con la imagen idealista de Venus y no puede continuar para siempre.

La persona de Neptuno acabaría cansada, agotada, por la mejor intención; no herir a Venus y no destrozar la ensoñación de la relación.

Una vez que se llega al punto álgido y la burbuja romántica fue perforada, ambos miembros de la pareja acaban tristes e insatisfechos. Venus podría sentirse herido y no comprender la intención, al ser ilusorio durante tanto tiempo.

Siempre que Neptuno estuviera involucrado en la sinastría, se produce el problema de la imagen irreal y debería detectarse a tiempo.

Sinastría de Venus Cuadratura Neptuno – Desafíos

No es una tarea fácil, pero los conocimientos astrológicos, como el informe de sinastría, podrían ayudarte a tomar conciencia de cosas que, de otro modo, te costaría explicarte y comprender.

La clave para el éxito de una relación es siempre la confianza mutua, la seguridad, la simpatía, la tolerancia y la comprensión, independientemente de los signos del horóscopo, de los aspectos planetarios y de las cartas natales.

En este caso, hay que centrarse en el punto de vista realista. La persona de Venus debería intentar, al menos, atenuar sus visiones idealistas, que, de hecho, actuarían como expectativas.

La persona de Neptuno debería, en realidad, intentar no encajar en el imaginario de Venus y, finalmente, cansarse de representar el papel de amante ideal. Bueno, no podemos decir que Neptuno mienta, porque las intenciones suelen ser puras y benévolas.

Sin embargo, la complejidad de esta relación radica en la falta de perspectiva realista, cada uno se queda en su país de los sueños sin comunicarlo realmente.

Sí se comunican, y bien, a un nivel muy profundo, muy intuitivo, pero de alguna manera, toda la representación de una relación ideal lo nubla todo y ambos lo mantienen.

Sinastría Venus Cuadratura Neptuno – Lo bueno y lo malo

Esta conexión es desafiante, pero intrigante, diríamos.

No es algo que sea necesariamente malo, pero requiere cierto tipo de limitaciones. Se trata en gran medida de la autoconciencia, ya que aquí los miembros de la pareja interpretan papeles que les parecen ideales y no lo que sienten de verdad, por una parte.

Además, todo ello ocurre por buena intención y en aras de preservar esa bonita relación romántica.

Para no decepcionarse y sorprenderse incluso, ambos deberían ser más realistas. La persona de Venus debería ser consciente de las expectativas idealistas que simplemente se desarrollan sin ser invitadas.

Neptuno debería marcar la diferencia entre lo que realmente era y lo que el idealista Venus impone.

Podría ser un esfuerzo desafiante, ya que aquí podríamos tener a dos socios que se niegan a ver las cosas claras y reales.

Si Neptuno quisiera convencer a Venus de que las cosas no son como Venus imagina, Venus podría simplemente negarse a escucharlo. Neptuno, un planeta de ilusiones en sí mismo, muy probablemente se negaría a ver su propia imagen real.

La conexión es confusa, profundamente romántica y con un gran riesgo de herir los sentimientos, aunque no es algo que no se pueda manejar.

Ezoicoreporta este anuncio

Patrocinado

Cargando…

Más artículos interesantes:

.